La importancia de la seguridad en los parques infantiles de bolas

29 Ene
0 comment

Los parques infantiles son una fuente de diversión para los niños, pero hay una máxima que debe cumplir cualquier instalación dedicada al ocio infantil: la seguridad. Sabemos que lo más importante es que nuestros hijos disfruten y se diviertan estando siempre seguros y sin correr ningún riesgo.

Los parques infantiles de interior

Las piscinas de bolas son una de las atracciones que más gustan a los más pequeños. No obstante, tienen que cumplir una serie de normas que garanticen su completa seguridad. Los principales factores para evaluar la seguridad de un parque infantil son las superficies y la estructura de las instalaciones. También tenemos que fijarnos en la disposición de los elementos y en la correcta supervisión y mantenimiento del parque.

En cuanto a los materiales, no deben contener nada que pueda ser peligroso. Hablamos de vidrio, cables o metales que puedan cortar. Todas las superficies deben estar debidamente acolchadas y contar con un recubrimiento que haya sido sometido a los correspondientes controles de seguridad.

Por otra parte, las superficies elevadas deben estar correctamente protegidas con barreras. La altura nunca debe sobrepasar el máximo establecido para cada rango de edad. Todas las instalaciones destinadas al ocio de los niños deben estar diseñadas para grupos específicos de edades: de hasta dos años, de dos a cinco y de cinco a doce.

Mientras, en los parques de bolas que tienen un tobogán, es necesario que exista siempre una entrada y una salida. En este sentido, es fundamental que el montaje lo realice únicamente personal que disponga de su correspondiente certificación.

En todos los casos, el centro de ocio debe contar con la supervisión constante del personal responsable. Estos expertos se encargarán de controlar el espacio para que no se produzca ningún accidente. Con ellos, se cumplirán las normas de seguridad en todo momento.

El mantenimiento y la inspección

Para garantizar la seguridad de las instalaciones, estas deben contar con una adecuada, y regular, supervisión. Esta revisión servirá para comprobar que todos los elementos se encuentran en perfecto estado.

Para ello, tendremos que asegurarnos de que no hay ningún juguete roto y de que no se ha producido ninguna grieta en la estructura. Para que estas instalaciones sean seguras y duraderas, es preciso que se trate de diseños creados con materiales resistentes y de buena calidad.

Asimismo, resulta imprescindible que el parque se mantenga siempre limpio y que cumpla con todas las condiciones de higiene.

Parques infantiles seguros y divertidos

La prioridad es garantizar que los niños se diviertan con total seguridad. Por ello, los diseños han de contar con la normativa de seguridad europea EN 1176 y EN 1177. Es recomendable que dispongamos de todas las homologaciones y certificaciones. También hemos de cerciorarnos de que trabajamos con personal de montaje cualificado. Con estas herramientas conseguimos parques infantiles de interior divertidos y seguros.

Si quieres saber más sobre los parques infantiles, no dudes en descargar ahora nuestra guía con todos los consejos y la información necesaria para la apertura de un nuevo parque infantil.

Leave your thought

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.